¿Qué es Inversión? ¡Conoce nuestra Guía Completa!

Escrito por Arlette Arboisiere
Editado por Elizabeth Shutty

Descargo: Este artículo puede contener enlaces de afiliados por los que podemos ser compensados. Para ver nuestra declaración de anunciante, haz clic aquí. Para ver nuestros socios, haz clic aquí.

En el día a día no es raro escuchar que alguien ha invertido su tiempo o esfuerzo para lograr algo, pero ¿sabías que se pueden invertir el dinero e incluso cosas?

Las inversiones, en términos financieros, son activos que se compran ahora con la esperanza de obtener ganancias en el futuro. Es decir, se renuncia a su consumo o uso en el presente por los beneficios que se puedan obtener más adelante.

Tanto para una persona como para una empresa, las ganancias obtenidas pueden servir para alcanzar determinadas metas financieras, como por ejemplo, pagar deudas, comprar bienes, contratar servicios, etcétera. Incluso, los inversionistas más decididos pueden utilizarlas para hacer más inversiones, los cuales generen ingresos adicionales y se puedan transformar en nuevas inversiones.

Cuando alguien alcanza ese punto, se dice que en ese momento el dinero empieza a trabajar por sí mismo, pues cada inversión genera capital que se reinvierte en nuevas inversiones, lo que se convierte en un ciclo que genera dinero constantemente.

¿Qué es una Inversión?

Como ya hemos visto antes, una inversión es un activo adquirido con el objetivo de generar ingresos en un determinado periodo de tiempo. Por lo tanto, cuando una persona o institución compra un bien como inversión, su intención no es consumirlo, sino utilizarlo en el futuro para crear capital.

Lógicamente, cualquier inversión implica entregar algún recurso a cambio, ya sea tiempo, trabajo, dinero u otro activo, esperando obtener en el futuro un beneficio mayor que el que se invirtió en un principio.

Así pues, invertir es el proceso de comprar activos que aumentan de valor con el tiempo. En términos más amplios, invertir también puede definirse como el acto de dedicar tiempo o esfuerzo a mejorar algo. Pero en el mundo financiero, invertir es la adquisición de valores, bienes inmuebles y otros objetos de valor con el fin de obtener ganancias o flujos constantes de capital.

Principales Características de las Inversiones

  • Destinar hoy un capital que aumenta de valor con el tiempo
  • Pueden ser empresas públicas (acciones), bonos, bienes inmuebles, empresas privadas, materias primas, divisas y más
  • Cero garantía de que el valor aumente con el tiempo
  • Se recomienda la diversificación para reducir el riesgo (repartir la inversión entre varias clases de activos
  • Algunas inversiones son a largo plazo (20-30 años), mientras que otras inversiones son a corto plazo (un par de días o semanas)

Clases de Activos Más Comunes para Invertir

Podríamos decir que existen un sinfín de oportunidades para empezar a invertir; pues incluso una persona que estudia está invirtiendo en su futuro. Pero en cuestión de inversiones financieras, existen algunos tipos de activos que tienen mucho potencial para revalorizar el capital. Cada inversión que realizas tiene un coste de oportunidad. En otras palabras, considera cuidadosamente en qué clases de activos quieres invertir.

Acciones Individuales

Se trata de uno de los tipos de inversión más populares en todo el mundo. Básicamente, una acción es una parte de la propiedad de una empresa pública o privada. Cuando una persona u otra empresa posee acciones, puede tener derecho al reparto de utilidades generadas a partir del beneficio neto de la empresa. Conforme la empresa tiene más éxito y más inversionistas buscan comprar sus acciones, su valor también puede revalorizarse.

A su vez, existen dos tipos de acciones en general: las acciones ordinarias y las preferentes. Las acciones ordinarias suelen incluir el derecho de voto y la posibilidad de participar en determinados asuntos de la organización. Las acciones preferentes suelen tener derecho preferente a los dividendos y deben pagarse antes que a los accionistas ordinarios.

Además de eso, las acciones también pueden clasificarse como inversiones de crecimiento o de valor. La primera se refiere a la estrategia de invertir en una empresa mientras es pequeña y antes de que alcance el éxito en el mercado, mientras que la segunda aplica para una empresa más consolidada. El inversor analiza las finanzas de la empresa (o gráfico bursátil) cuando decide si compra o no sus acciones.

Leer más: Análisis técnico vs. análisis fundamental de las acciones

Vest es una aplicación de inversión móvil de bajo coste. Puedes comprar acciones individuales en México o Estados Unidos. Sin mínimo y con bajas comisiones.

Bonos (Deuda)

Un bono es una inversión que requiere un desembolso inicial y luego paga una cantidad de dinero de forma constante durante el periodo del bono. Después, cuando el bono vence, el inversionista recibe de regreso el capital invertido. De la misma forma que ocurre con la deuda, las inversiones en bonos son un mecanismo para recaudar dinero, aplicado por muchas entidades gubernamentales y empresas.

El pago recurrente concedido a los propietarios de bonos se conoce como pago de cupón. Ya que el pago del cupón de una inversión en bonos por lo general es fijo, el precio de un bono fluctuará constantemente para cambiar el rendimiento del bono. Los bonos se consideran una de las inversiones más seguras, más allá del ahorro en efectivo.

Fondos Indexados y Fondos de Inversión

En vez de elegir cada empresa de forma individual en la que quieres invertir, los fondos indexados, los fondos de inversión y otros tipos de fondos agregan inversiones específicas para crear un determinado vehículo de inversión.

Los fondos de inversión son gestionados activamente por una empresa, mientras que los fondos indexados son de gestión pasiva. Esto significa que los profesionales que supervisan el fondo de inversión intentan alcanzar un índice de referencia específico, mientras que los fondos indexados intentan simplemente copiar o imitar un índice de referencia. Por este motivo, los fondos de inversión pueden resultar más rentables que los fondos pasivos.

Bienes Inmuebles

Las inversiones inmobiliarias son, en un sentido amplio, inversiones en espacios físicos y tangibles que pueden utilizarse, ya sea con fines comerciales, de vivienda, entre otros. Las inversiones en bienes inmuebles pueden incluso abarcar la compra de terrenos, el desarrollo de edificios para usos específicos o la compra de viviendas listas para ser rentadas o compradas.

Pero eso no es todo, en algunos casos específicos, los bienes inmuebles pueden englobar determinados tipos de inversiones que generan materias primas. Por ejemplo, invertir en tierras de cultivo; además de la revalorización de la tierra, la inversión obtiene ganancias basadas en el rendimiento de la cosecha y los ingresos de explotación del terreno.

Monific es una empresa inmobiliaria fraccionaria. Puedes comprar participaciones en hoteles costeros por tan sólo $1,000 pesos. Los rendimientos anuales oscilan entre el 15 y el 20%.

Materias Primas

Las materias primas suelen ser productos obtenidos de actividades como la agricultura, la minería o la generación energética. Los inversionistas pueden optar por invertir en materias primas tangibles, como el oro, o en productos de inversión alternativos que representan la propiedad, como los fondos cotizados en bolsa.

Las materias primas se consideran una inversión porque se utilizan como insumos para la sociedad. Durante los periodos de crecimiento económico, las empresas suelen tener mayores necesidades energéticas, y es entonces cuando el precio de las materias primas fluctúa y genera beneficios al inversionista.

Criptodivisa

También llamadas criptomonedas, es una divisa basada en una cadena de bloques (blockchain) que se utiliza para realizar transacciones digitales. Estas monedas digitales o tokens, a su vez, también pueden revalorizarse, por lo que se consideran también como activos de inversión.

Además de la revalorización del capital, la criptodivisa puede centrarse en una cadena de bloques. Esto significa que cuando los inversionistas acuerdan bloquear sus tokens en una red para ayudar a validar las transacciones, serán recompensados con tokens adicionales. Además, la criptomoneda ha dado lugar a las finanzas descentralizadas, una rama digital de las finanzas que permite a los usuarios prestar, apalancar o utilizar alternativamente la moneda digital sin intermediarios, como por ejemplo los bancos.

¿Te interesa invertir en criptomonedas? Binance es la mayor bolsa de criptomonedas del mundo. Rápido, seguro y de bajo coste. Prueba Binance hoy.

Coleccionables

Consiste en adquirir artículos raros, como obras de arte, en previsión de que aumenten su valor con el tiempo. Estos objetos, que van desde piezas únicas como una escultura hasta cómics, suelen requerir una conservación física considerable, sobre todo si se tiene en cuenta que los objetos más antiguos tienen un valor más elevado.

Por otro lado, siguiendo la línea de lo digital, los tokens no fungibles o NFT por sus siglas en inglés, son activos digitales que representan bienes únicos en un archivo digital que contiene un texto original, audio, imágenes o un video. Aunque los NFT son una forma menos tradicional de invertir, cada vez están ganando más popularidad, gracias a tecnologías como la blockchain y el uso más extendido de las criptomonedas.

¿Qué Tipo de Inversor Eres?

Antes de empezar a invertir tu dinero en alguno de los tipos de inversión que ya te explicamos, debes conocer que también existen distintos tipos de inversionistas. Conocer ambos perfiles te permitirá decidir en cuál de ellos encajas mejor.

Los inversionistas activos tienen como objetivo obtener beneficios a corto plazo, mediante la compra y venta continua de distintos activos. Las ventajas de la negociación activa son, entre otras, que las inversiones se ajustan a las condiciones propias del mercado para gestionar el riesgo de la inversión. Pero también puede haber oportunidades a largo plazo que se pueden aprovechar.

Perfiles de Inversionista

perfil inversionista

Sin embargo, esos perfiles de inversión activos llegan a pagar comisiones elevadas, porque pagan por operación y además por transacción. Sin embargo, las comisiones que pagan por la negociación generalmente son bajas.

Más información: Cómo ser inversionista

En contraparte, los inversionistas pasivos tienen como objetivo acumular riqueza a lo largo del tiempo y minimizar sus transacciones. Compran, pero mantienen sus activos, porque creen en el beneficio de la propiedad a largo plazo. Este enfoque puede ser muy beneficioso, especialmente cuando existe una buena diversificación, aunque esto no es un seguro contra la devaluación o la caída del mercado de valores.

Al no estar constantemente comprando y vendiendo, los perfiles pasivos no tienen que preocuparse de pagar tantas comisiones y gastos. Como conservan sus inversiones a largo plazo, no se tienen que preocupar por los elevados impuestos transaccionales. Sea cual sea el perfil de inversionista que elijas, te conviene siempre investigar los corredores de bolsa en línea, pues te permiten tomar el control de tus inversiones al mismo tiempo que reduces las comisiones.

Cómo Empezar a Invertir

Después de aprender todo sobre las inversiones, sus tipos y beneficios, seguro que tienes muchas ganas de empezar, pero antes debes determinar tus objetivos y estrategia de inversión, así como tu nivel de tolerancia al riesgo. También debes saber cuáles son tus necesidades de liquidez, es decir, cuánto dinero necesitas para financiar tus inversiones, y si quieres reinvertir tus ganancias o no.

También es importante que conozcas las implicaciones fiscales de las inversiones en tu país, así como las comisiones que cobran los intermediarios financieros que contrates para invertir, por ejemplo, en bolsa. Una buena idea es hacer uso de los robo-asesores, programas informáticos programados para asesorar a las personas que quieren invertir, de acuerdo con sus necesidades y objetivos financieros.

Los robo-advisor, en inglés, son de bajo costo y minimizan las pérdidas fiscales de las personas que los utilizan para invertir. El cliente ideal para un robo-advisor es un inversor principiante. Sus clientes pueden establecer sus preferencias personales, plazos de inversión, objetivos y niveles de tolerancia al riesgo. Además, ofrecen orientación en materia de inversión y gestión de carteras. Son una excelente opción cuando se trata de invertir desde cero o si tu situación no es muy compleja.

Una vez que has definido todo eso, elige una broker. Completa tu perfil y personaliza tus inversiones. Como consejo, asegúrate de diversificar tu cartera, esto es, de incluir diferentes tipos de activos de inversión, lo que te puede servir como una especie de seguro contra el riesgo.

El broker más grande de México. Puedes comprar y vender acciones individuales, o invertir en fondos de inversión y ETFs.

Un robo-advisor chileno que es popular en México. La empresa tiene fondos preestablecidos para que compren los inversores principiantes. Siéntate, relájate y observa cómo crece tu dinero.

Un robo-asesor de Actinver. Hay cuatro portfolios en los que pueden invertir los nuevos inversores, cada uno tiene un perfil de riesgo diferente. Empieza con tan sólo 100 pesos.

Flink es una aplicación de inversión diseñada para nuevos inversores con poco que invertir. En lugar de invertir en fondos y ETF que no controlas, Flink te permite adquirir participaciones fraccionarias para comprar y vender tú mismo desde tu teléfono.

Cómo Funcionan las Inversiones

Por decirlo de un modo sencillo, las inversiones son otra forma de ahorrar dinero, pero con la diferencia de que generan una atractiva tasa de rentabilidad, a diferencia de ese dinero que dejamos inmovilizado en alguna cuenta bancaria o bajo el colchón.

Si bien los conceptos de ahorrar e invertir están relacionados en cierto modo, desde un punto de vista económico son conceptos totalmente distintos. El ahorro se refiere a cualquier dinero que no se destina al consumo, independientemente de que después se invierta para obtener ganancias. Mientras se mantenga inmovilizado, sigue siendo un ahorro.

Por el contrario, el acto de invertir tiene como objetivo generar ingresos y aumentar el valor del activo financiero a lo largo del tiempo. En términos generales, una inversión puede referirse a cualquier mecanismo utilizado para generar ingresos futuros. Esto incluye la compra de bonos, acciones o propiedades inmobiliarias, por nombrar algunos ejemplos.

Las inversiones pueden crecer hasta superar su valor inicial en proporciones muy grandes, y los activos que elijas pueden ser desde las tradicionales inversiones en bolsa, hasta los metales preciosos, terrenos, artículos de colección, etc. En general, cualquier acción que se realice con el objetivo de obtener ingresos futuros, puede considerarse como una inversión.

Tu decisión para invertir puede originarse por varias razones, pero generalmente el objetivo principal es obtener altos rendimientos. Puede ser a través de la ganancia obtenida por la diferencia entre el precio de compra y el de venta, pero también por la liquidez, ya que un activo líquido es fácilmente convertible en dinero en efectivo en un corto periodo de tiempo. Pero eso sí, no olvides que cuando la liquidez es alta, la rentabilidad también podría llegar a ser menor.

Finalmente, dado que la inversión se orienta hacia el potencial de crecimiento o ingresos futuros, siempre hay un cierto nivel de riesgo asociado, pues cabe la posibilidad de que una inversión no genere ingresos extra o que pierda valor con el tiempo.

Beneficios de las Inversiones

Recuerda que no solo pueden invertir las personas particulares; también lo hacen las empresas y muchas veces a mayor escala. Este tipo de inversiones empresariales aumentan la capacidad de producción de cualquier país, lo que se traduce en crecimiento económico.

Pero el exceso de inversión también tiene efectos negativos. Si la inversión supera al ahorro, se produce lo que conocemos como inflación. Por lo tanto, no es buena señal que una economía llegue a depender únicamente de las inversiones para generar ingresos.

Además, como ya mencionamos antes, las inversiones siempre conllevan cierto grado de riesgo, y ciertas decisiones de inversión equivocadas pueden hacer que pierdas el dinero que tanto te ha costado ganar. Por eso es tan importante informarse antes, y contar con suficiente educación financiera antes de tomar cualquier resolución.

En este punto, te conviene conocer la principal diferencia entre ahorrar e invertir. Los ahorros son dinero en efectivo que uno guarda en lugares seguros, como las cuentas bancarias de ahorro, los certificados de depósito, entre otros instrumentos financieros. Permiten acceder al dinero en cualquier momento, pero ese factor de mayor seguridad y disponibilidad se traducen en menos beneficios. Incluso si decides guardar tu dinero en una cuenta que genera intereses, la realidad es que esa tasa no sigue el ritmo de la inflación. Por lo tanto, invertir es una salida e incluso una forma de protegerse contra la inflación, especialmente el sector de los bienes inmuebles.

AhorroInversión
DefiniciónGuardar el dinero para prevenir futuros gastosPoner el dinero ahorrado en productos para obtener el rentabilidad y aumentar su valor
TiempoCorto plazoLargo plazo
RiesgoSin riesgo o riesgo muy bajoBastante riesgo, depende en el activo
RentabilidadPoca rentabilidad o nulaIncierta, pero generalmente alta
LiquidezMuy liquidosPoco liquidos, depende del producto

Ventajas de invertir en vez de solo ahorrar tu dinero

Antes de decidirte a invertir tu dinero en cualquiera de los diferentes tipos de inversión, es vital que comprendas tus propias razones y el significado de la inversión para tu economía.

Es cierto que los objetivos individuales pueden variar de un inversionista a otro, pero las ventajas de hacerlo, en lugar de simplemente tener guardado el dinero, son muchas.

  1. Para mantener tu dinero a salvo

    Al menos esta ventaja tienen en común los ahorros y la inversión. La preservación del capital es una de las principales preocupaciones de las personas. Tanto las inversiones como los planes de ahorro ayudan a mantener a salvo el dinero ganado con esfuerzo para que no se gaste innecesariamente con el tiempo.

    Los depósitos a plazo fijo, los CETES e incluso una cuenta de ahorro común y corriente, pueden ayudarte a mantener tu dinero a salvo. Aunque el rendimiento puede ser menor o nula en ciertos casos, el objetivo de mantener seguro el dinero se cumple fácilmente.

  2. Ayudar a que tu capital crezca

    Otro de los principales objetivos de invertir el dinero es hacer que crezca hasta convertirse en una cantidad considerable con el paso del tiempo. Esta revalorización de capital implica un compromiso a largo plazo que ayuda a las personas y empresas a asegurar su futuro financiero.

    Para que el dinero invertido se convierta en riqueza, hay que considerar objetivos y opciones de inversión que ofrezcan un rendimiento significativo sobre la cantidad inicial. Algunas de las mejores inversiones para lograr dicho propósito son los bienes inmuebles, los fondos de inversión, las materias primas y la renta variable. Aunque el riesgo asociado a estas opciones puede ser alto, el rendimiento también suele ser considerable.

    Más información: ¿Qué es el interés compuesto?

  3. Para obtener un flujo constante de ingresos

    Así como tu sueldo, las inversiones también pueden ayudarte a tener una fuente constante de ingresos. Los ejemplos más comunes de este tipo de inversión son los depósitos a plazo fijo, los cuales pagan intereses regularmente, o las acciones de empresas que pagan dividendos a sus inversionistas de forma constante.

    Este tipo de inversiones son excelentes para ayudar a pagar los gastos cotidianos, pero también pueden actuar como excelentes fuentes de ingresos pasivos destinados al ahorro o para futuras inversiones de mayor peso.

  4. Ahorrar más para el futuro

    Ahorrar para alcanzar ciertos objetivos, como costear las carreras mejor pagadas, comprar una casa, o la jubilación, es una necesidad cada vez mayor. Al invertir el dinero que ganes durante tus años de trabajo o mientras sigues estudiando, puede permitir que tus fondos crezcan lo suficiente como para mantenerte por un largo periodo de tiempo, o adquirir bienes que te generen ingresos constantes sin que tengas que seguir trabajando para ello.

  5. Cumplir tus objetivos financieros

    Invertir también puede ayudarte a alcanzar tus objetivos financieros a corto y largo plazo sin demasiado estrés ni problemas de endeudamiento. Algunas opciones de inversión, por ejemplo, tienen periodos de permanencia cortos y una gran liquidez. Estas inversiones son instrumentos ideales si necesitas dinero rápido, para hacer cosas como financiar la remodelación de tu casa o pagar el coche nuevo. Por otro lado, las inversiones a largo plazo implican un compromiso mayor, pero generalmente se traducen en más ganancias y un riesgo menor, tal es el caso de los bienes inmuebles o las acciones.

Sea cual sea el tipo de inversión que prefieras, no olvides que primero te conviene conocer muy bien todas y cada una de las opciones con las que cuentas y que están disponibles en el mercado financiero de tu país, además de tomar en cuenta tu propio perfil como inversionista, así como tus objetivos y necesidades personales.

Arlette Arboisiere nació en México, pero vive en España. Como emprendedora, disfruta escribiendo sobre el mundo del capital riesgo, las startups y los retos de emprender un negocio.

Más Artículos de Tu Interés

gbm empresa
14/03/2023

GBM+: Lo Bueno, Lo Malo y Alternativas de Inversión

¿Sabías que, hasta septiembre de 2022, solo el 2% de los mexicanos tenía una cuenta de inversión? Aunque esta cifra puede parecer
etoro
04/07/2023

eToro: Inversiones, Opiniones y Rentabilidad

En México, invertir aún es un tema confuso para muchos. Muchos mexicanos no invierten debido a la falta de conocimiento o a
markets empresa
12/12/2023

Markets.com: Trading Online, Lo Bueno, Lo Malo

Estos últimos años, México ha presenciado un aumento significativo en la demanda del trading financiero. Este impulso se respalda en ciertos estudios
¿Preguntas o comentarios?

Comments (0)