Guía para Invertir en Bienes Raíces: ¡Haz Crecer tu Dinero!

Escrito por Arlette Arboisiere
Editado por Elizabeth Shutty

Descargo: Este artículo puede contener enlaces de afiliados por los que podemos ser compensados. Para ver nuestra declaración de anunciante, haz clic aquí. Para ver nuestros socios, haz clic aquí.

El sector inmobiliario es uno de los más completos para invertir, pues tiene opciones tanto para los novatos, como para aquellos con una amplia experiencia. Pero eso sí, pueden llegar a pasar algunos años hasta que desarrolles el talento necesario para invertir desde cero en este sector.

Por tanto, la primera recomendación es que te informes sobre las estrategias de inversión inmobiliaria. Hay multitud de libros de bienes raíces que pueden darte una visión general de cada estrategia. Esto te ayudará a reducir las opciones y te dará orientación. Es importante conocer el mercado inmobiliario de tu zona, crear una red de contactos y aprender a gestionar tu dinero sin comprometerte con hipotecas de alto interés, por ejemplo.

1. Viviendas u Oficinas para Rentar

Esta es, sin lugar a dudas, uno de los métodos para invertir en inmuebles más comunes, especialmente para los principiantes. La principal ventaja es que resulta tan sencillo como empezar a rentar una casa o hasta una habitación de tu propia vivienda, algo especialmente tentador si no cuentas con ningún fondo de ahorro para empezar a invertir.

Comprar inmuebles para alquilarlos, ya sean casas, remates bancarios, locales comerciales u oficinas, es una forma excelente de obtener ingresos mensuales de forma constante. Pero debes saber que si inviertes en inmuebles para alquilarlos, te convertirás en mucho más que el propietario: te encargarás directamente de toda la gestión, a menos que contrates a una empresa externa, pero eso conllevaría más gastos.

Obtén tu Crédito Hipotecario en Línea. Ingreso Mínimo de $30,000 pesos. Solicita Ahora. Sin tanto papeleo, elige el monto que deseas, el plazo para pagar y listo. No Esperes Más!

2. Compraventa de Viviendas

Esta técnica también se conoce como "flipping" y es uno de los negocios más populares en bienes raíces. Dejando a un lado todos los tecnicismos, básicamente se refiere al proceso de comprar, reparar y luego vender una propiedad para obtener un beneficio. Parece sencillo, y hay dos formas de llevarlo a cabo:

MejorarEsta es la opción que eligen los inversionistas más creativos, incluso aquellos con ciertos conocimientos de diseño de interiores o arquitectura. El objetivo es lograr vender la propiedad a un precio mayor al total de la compra y los gastos por repararla.
ConservarEn esta alternativa, en lugar de comprar un inmueble y arreglarlo, se adquiere cuando el mercado se encuentra en rápido crecimiento, se conserva durante unos meses y luego se vende a un precio mayor. A diferencia del método anterior, esta técnica requiere de mayores conocimientos del sector para identificar el mejor momento para comprar y luego vender.

En ambos casos, el inversionista corre el riesgo de no poder vender la propiedad a un precio mayor y, en vez de beneficios, incluso puede suponerle pérdidas. Aun con ese riesgo, sigue siendo una de las estrategias predilectas en el sector, e incluso existen programas de televisión dedicados especialmente a este tipo de inversión inmobiliaria.

3. Pre-habilitación

Esta estrategia puede considerarse como el paso previo a la compraventa explicada en el punto anterior. Se trata del proceso de posicionar una propiedad a través de pequeñas mejoras, generalmente de tipo cosméticas y no estructurales, para después venderse a un inversor con mayor presupuesto, quien hará la reforma completa.

4. FIBRAS

Un fondo de inversión inmobiliaria, conocido como FIBRAS, nace cuando se constituye una sociedad de inversionistas para utilizar el capital en la compra, explotación y venta de propiedades que produzcan ingresos.

Las FIBRAS (Fideicomiso de Inversión de Bienes Raíces) es un instrumento de inversión que permite a las personas invertir en inmuebles generadores de rentas.

Así como los fondos cotizados, los FIBRAS se compran y venden en las principales bolsas del mercado financiero. Además, al igual que las acciones que pagan dividendos, los FIBRAS son una excelente opción para los inversionistas que buscan tener ingresos pasivos regulares.

A diferencia de otros tipos de inversión inmobiliaria, los FIBRAS suelen invertir en una gran variedad de propiedades, como centros comerciales, hospitales o centros sanitarios, y edificios de oficinas. Por ello, tienen la ventaja de contar con muy buena liquidez.

Invierte en FIBRAs con GBM+. Invertir en bienes raíces está al alcance de un clic. Abre tu cuenta en GBM+ y benefíciate del desempeño del sector inmobiliario.

5. Plataformas Inmobiliarias

Una vez más, gracias a la tecnología es mucho más fácil contar con diferentes opciones para invertir. Una de ellas son las plataformas inmobiliarias en línea, que ayudan a poner en contacto a inversionistas con promotores inmobiliarios. El capital aportado por los inversores ayuda a financiar proyectos inmobiliarios, y a cambio reciben beneficios mensuales o trimestrales.

6. Crowdfunding Inmobiliario

El crowdfunding inmobiliario es una forma de invertir en bienes inmuebles en lugar del sector empresarial como muchos otros modelos de financiamiento colectivo. Los inversionistas reúnen el dinero para comprar propiedades a gran escala y, una vez llegado el momento, se reparten los beneficios originados por la venta o la renta de dichos bienes inmuebles.

Expansive

Expansive es una plataforma de crowdfunding o fondeo colectivo que te permite invertir en desarrollos inmobiliarios en México. Inviertes en proyectos filtrados por su equipo y que pone a tu alcance de manera sencilla y transparente. En EXPANSIVE tú decides y conoces tu portafolio.

7. Grupos de Inversión Inmobiliaria

Finalmente, una buena opción si te interesa adquirir propiedades para rentar, pero no quieres o no puedes hacerte cargo de todo lo que conlleva: buscar inquilinos, cobrar las rentas, dar mantenimiento al inmueble, etcétera. Los grupos de inversión inmobiliaria son básicamente empresas que compran o construyen un conjunto de edificios, por lo general de departamentos u oficinas, y luego pone a la venta un porcentaje para los inversionistas. Un solo inversor puede ser propietario de uno o varios inmuebles, pero será la empresa la que gestione el grupo de inversión y se ocupe del mantenimiento, la publicidad y la búsqueda de inquilinos. A cambio de ese trabajo, la empresa cobra un porcentaje de las rentas mensuales de cada casa, departamento, oficina o local comercial.

En Resumen

En teoría, esta es una de las formas más seguras de empezar en la inversión inmobiliaria, pero algunas empresas de este tipo pueden cobrar unas comisiones bastante elevadas. Como en cualquier tipo de inversión, la investigación es clave.m Ahora que ya conoces todas las opciones que tienes para invertir en el sector inmobiliario, ¿con cuál de ellas te quedas?

Arlette Arboisiere nació en México, pero vive en España. Como emprendedora, disfruta escribiendo sobre el mundo del capital riesgo, las startups y los retos de emprender un negocio.

Más Artículos de Tu Interés

comprar una casa
15/01/2024

Cómo Comprar una Casa en 10 Pasos

Comprar una casa es algo muy importante. Es emocionante y angustioso al mismo tiempo. Normalmente compramos nuestra primera casa después de que
libros de bienes raices
08/07/2023

Libros Bienes Raíces: Top 3 para Inversionistas

La industria inmobiliaria ha demostrado ser una fuente sólida y confiable de riqueza a lo largo de la historia. De hecho, se
lista inmobiliarias fraudulenta
15/01/2024

Lista de Inmobiliarias Fraudulentas: No te Dejes Estafar

Comprar una casa es uno de los pasos más importantes en la vida de las personas. Por desgracia, el sector inmobiliario está
¿Preguntas o comentarios?

Comments (0)